11

 
 

 

 

 

 

 

 

 


BUENOS AIRES, LLUVIA Y TU NOMBRE

 

Nostalgia de lejanía,

Eterna amada Buenos Aires.
Nada te iguala y lates hondo en mi.
Rememorando tiempos ,
sin regreso

para nuevos reencuentros, 
besos sin tu  aroma .
Cae fuerte la lluvia,

castigando mi sueños

con lastimeros escarmientos.

Poseedora de senderos

inciertos sin ti.

Ricardo Lister interpreta

a la Reina del Plata,

azucaro el pocillo de café.

Regresa tu mirada,

tus caricias y besos sedientos 

a mis noches huecas por tu ausencia.

Regresaré algún dia,

la lluvia bañará mi Buenos Aires,

nada será igual,

porque no estarás amor...

 

 

 


CAFE A LA ITALIANA

Bebía el pocillo de café

observando la multitud .

Agobiada por el trabajo

monótono  y nada positivo

para  el desarrollo del ser.

Elevé la mirada

hasta la entrada del bar .

Con tu porte de galán de cine ,

dijiste permiso preciosa ,

ocupaste la silla  de la derecha.

Miré fija a tus ojos

con fastidio .

Presa de un arrebato

ante tu bella figura,

te besé  .

Luego, salí corriendo como una ladrona,

robé un simple beso de amor

que nunca nadie me obsequió.

 

 

 

CANELA Y MIEL

 

Horizonte en la playa,

una tarde de enero,

Tu sentado en  las rocas,

mirando el piélago.

 

Impactó en mi,

tus rizos color canela,

Hechizada  por tu sonrisa

vertiendo miel.

 

Nuestras almas se estrellaron,

Se respiraba silencio,

en esa tarde desierta

buscabas soledad.

 

Nuestras manos enlazadas,

corazones enardecidos

Tu beso furtivo me enamoró

Aroma , a  canela y miel.


 

 

Soy Raquel Teppich; para mis amigos Kellypocharaquel. Nací en Morón, provincia de Buenos Aires, Argentina. Desde 1975 estoy radicada en la bella ciudad costera de Mar del Plata. Soy de Leo y según el horóscopo chino soy Buey. Tengo 57 años y una preciosa hija llamada Nadina.

http://sentimientos-kellypocharaquel.blogspot.com/

DESENCUENTRO

 

Calle Corrientes.

Sofocante noche de enero.

Expectante de conocerte.

Bebo una ginebra

para entonarme.

El bullicio agudo,

de sábado por la noche.

Me retoco el maquillaje,

miro el reloj...

Bebo otra copita,

la  zozobra me atrapa,

me asfixia.

Mustia de esperar,

abono la cuenta.

Tomo  un taxi,

 mareada ,

desesperanzada.

Cielo estrellado

como tantos sueños de amor.

Entro  a   mi mundo,

Roberto Carlos

cantando  “La Distancia”.

Me sirvo un fernet,

que haga juego

con otro amargo desencuentro.