SIMPLE ASILO

Camino esta soledad

de despoblados ojos,

del grito ausente,

la lejana infancia.

 

Hiere esta ausencia de vos,

mi presencia sin sombra,

el eterno miedo.

 

Duele el puñal de tu mesa

sin cadáver,

llorar todos mis costados,

herir la sangre

cicatrizando cuerpos.

 

Huérfano de mí

soy simple asilo,

confundido espectro.

 

 

 

 

 

11

 
 

 

 

 



RUEGO DE SOL

Se escapó de repente como un sueño 

la gloria de ser eternamente alas.

 

Desde esos precipicios, mis muertos

danzan la victoria de la eternidad.

 

Triste corazón de  muñeca rota;

este silencio no entiende de ruidos.

 

Nunca dejaré que la bruma

sepulte de sombras mi ruego de sol.

 

Despoblando añoranzas resurgiré lluvia. 

 

 

 

 

 




12 poema de la 3era parte

(se lee directamente)

 

De niños jugábamos a los muertos,

pero la muerte era extraña, lejana,

apenas una osadía.

 

Comíamos moras

y los labios tenían el color del invierno,

poníamos flores en las manos, en el pelo

y con el rosario enredado,

orábamos alrededor de quien cerraba los ojos

en esa travesura horizontal.

 

Éramos muertos ingenuos,

felices, audaces pétalos de escasas primaveras

y reíamos hasta el cansancio.

 

Ahora somos flores mustias.

Los días son tan breves

y quedan tan pocos octubres.

Nos duele la casa gris, el patio deshabitado,

los ladridos que ya no están,

las fotos en la pared.

 

¡Qué lejos quedó la infancia!

 

Victoriosa

la muerte juega con nosotros

y nos asusta.

 

 

 

 

Gustavo Tisocco dirige la web:

MIS POETAS CONTEMPORANEOS http://mispoetascontemporáneos.blogspot.com/ sitio de difusión a otros poetas.
 
Su nueva Web personal es http://www.paisajedeadentro.com.ar/

 

Publicaciones anteriores en el Ciberperiódico:

http://elciberperiodico.com.ar/Edicion1/gustavotisocco.html